#006# ETERNITY TOGETHER WITH ME

bio B I O me D I A R Y

Cuando comencé este nuevo espacio me prometí a mí misma que no sería un lugar triste (como me ha pasado escribiendo en blogs anteriores) donde terminaba expresándome con la intención de desahogarme. Seguiré cumpliendo mi promesa pero necesito tenerlo aquí para siempre.

El 2 08 ’07 llegó a mi vida un pequeño cachorro al que llamé With. Había pasado por una tienda de animales aquella mañana y él compartía jaula con uno de esos perros (tipo pug). Era un precioso cocker de color negro y estaba acostado con las patas de atrás, ambas estiradas, muy callado. Lo compré y me lo llevé a casa. Nunca hubiera imaginado que mi vida cambiaría desde aquel momento. Me dio tantas alegrías como tristeza a la par, puesto que manifestó una enfermedad neurológica muy compleja con tan solo 3 años y nos acumulaba tanto a él como a mí, grandes horas desvelados. He pasado muchas noches junto a él para que no tuviera miedo. Fue una experiencia que nunca podré olvidar por su dureza.

Pese a todo vivió la vida de un perro normal, 11 maravillosos añitos (el 11 además, es mi número favorito). Lo amé más que a mi vida y por más exagerado que suene y por más que la gente no lo comprenda, él no era como cualquiera. Él es With. El 10 6 ’18 me dejó. Llevaba tiempo haciéndome a la idea pero nunca lo conseguí y no creo que sea algo que pueda superar, tal vez no llegue a conseguirlo y sólo aprenda a vivir con ello. Teníamos un vínculo muy fuerte y juntos éramos felices. Tanto es así que siento que me falta gran parte de mi vida, pero al mismo tiempo sé que eran muchos años, mucho sufrimiento para un ser que sólo merecía la tranquilidad.

Una nueva flor ha nacido estos días en mi jardín ♡

Lo que lloré por mi primera mascota ni siquiera puede parecerse a esto. Cada una es un verdadero mundo y con cada una establecemos vínculos distintos. Los 11 años de With han sido muy intensos porque él era muy intenso y eso, era lo que más amaba de él. Su fortaleza y lucha son dignos de admiración. Me enseñó muchísimas cosas, muchísimas experiencias que podré aplicar con perros a los que trate en adiestramiento. Me hizo madurar y me dio aplomo así como seguridad en momentos realmente difíciles.

Volvería a repetir la historia una y otra vez, aún sabiendo la gran dificultad que este perrito traía consigo. He tenido mucha gente que me ha odiado por ello pero a la vez, he conocido a personas realmente maravillosas que me han ayudado y que nos han sacado adelante con todo el amor del mundo.

El día que vino a casa escribí en un diario mi felicidad por su llegada y el día que se fue, aquella mañana y antes de que sucediera (mucho después de 11 años sin volver a tener uno de estos cuadernos con candado) compré un nuevo diario tras verlo en un escaparate.




© '18, site by maki_❀◔ᴗ◔❀ author, ballerina and blogger *stationery maker*